Desinfección de Aguas Potables y Residuales con Ozono: Una Solución Eficaz y Sostenible

La desinfección de aguas, tanto potables como residuales, no solo es crucial para garantizar la salud pública, sino también para proteger el medio ambiente. Una tecnología innovadora y eficaz en este ámbito es el uso del ozono.

El uso de ozono para la desinfección de aguas potables y residuales ofrece una solución eficiente y sostenible.

La capacidad del ozono para eliminar microorganismos y contaminantes sin generar subproductos nocivos lo convierte en una opción superior frente a métodos tradicionales como la cloración.

Este artículo resume los puntos clave del webinar que organizamos, destacando los beneficios y aplicaciones de esta tecnología, así como sus implicaciones para la sostenibilidad.

¿Qué es el Ozono y Cómo Funciona en la Desinfección de Aguas?

El ozono (O3) es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno, conocida por su alto poder oxidante. Esta propiedad lo convierte en un agente desinfectante extremadamente eficaz, capaz de eliminar una amplia variedad de microorganismos y contaminantes presentes en el agua.

A diferencia de otros métodos, el ozono no solo desactiva, sino que destruye por completo las bacterias y virus, rompiendo sus paredes celulares. Además, al ser un gas que debe generarse in situ debido a su corta vida útil, garantiza frescura y efectividad en su aplicación.

Ventajas del Uso de Ozono

  • Eficiencia de Desinfección: El ozono es notablemente más rápido y eficaz que otros desinfectantes tradicionales, como el cloro. Puede actuar hasta 3000 veces más rápido, lo que lo convierte en una opción superior para el tratamiento de aguas.

  • Sostenibilidad Ambiental: Utilizar ozono reduce significativamente la necesidad de otros químicos adicionales, disminuyendo el impacto ambiental. Además, al no generar subproductos de desinfección nocivos, contribuye a la sostenibilidad del tratamiento de agua.

  • Versatilidad en Aplicaciones: La tecnología de ozono puede ser implementada en diversas etapas del tratamiento de agua. Desde la pre-ozonización para la eliminación de color y olor, hasta la post-ozonización para asegurar una desinfección completa.

  • Reducción de Subproductos Nocivos: A diferencia del cloro, el ozono no produce subproductos dañinos como trihalometanos (THMs) o ácidos haloacéticos, que son perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

Aplicaciones del Ozono en el Tratamiento de Aguas

Agua Potable: En las plantas de tratamiento de agua potable, el ozono se utiliza para mejorar los procesos de coagulación y floculación, oxidar contaminantes emergentes y metales como hierro y manganeso, y eliminar patógenos resistentes.

Aguas Residuales: En el tratamiento de aguas residuales, el ozono ayuda a reducir la carga orgánica, eliminar compuestos tóxicos y mejorar la biodegradabilidad de los residuos, lo que facilita su tratamiento posterior y reutilización.

Industria: Diversas industrias, incluyendo la farmacéutica, alimentaria y papelera, utilizan ozono para desinfección, eliminación de color y mejora de procesos de filtración debido a su eficiencia y bajos costos operativos.

Consideraciones Técnicas y Seguridad al trabajar con Ozono

El ozono debe generarse in situdebido a su corta vida útil, mediante generadores que aplican una descarga eléctrica a oxígeno o aire, formando la molécula de ozono.

Es esencial monitorizar la concentración de ozono en el ambiente de trabajo para garantizar la seguridad de los operarios, ya que la sobreexposición puede causar irritación en ojos, nariz y garganta.

Los sistemas modernos están diseñados para minimizar estos riesgos mediante la automatización y el monitoreo continuo.

Si quieres saber más no te pierdas la grabación del webinar​

Deja un comentario